Sigueme en tu correo electrónico!

miércoles, 30 de marzo de 2011

El compromiso del Doctor Casado


Estos días, pacientes, compañeros y amigos me han preguntado cómo se me ha ocurrido meterme en este berenjenal. Aparte de que yo soy muy de berenjenales, patatales y todo tipo de terrenos pantanosos, esto de los blogs de médicos ya no es ninguna novedad. Los innovadores, los pioneros, fueron otros y nos enseñaron a los demás que la herramienta era posible, era positiva, y además, era divertida y gratificante.

Por aquí cerquita tenemos un fabuloso médico y mejor persona, como se suele decir, al que tengo la suerte de conocer y con el que he tenido la suerte de trabajar en algún proyecto que otro (y no le echo mas flores porque a lo mejor está mirando y luego no me invita a mas vinos), que mantiene un blog dirigido a pacientes que es una auténtica gozada. Lo podeis ver aquí y tiene mucho que explorar, mucho que disfrutar. Cuando sea jóven quiero ser como él. No es el único, pero si de los primeros en la zona.

Y fuera de nuestra comunidad hay vida inteligente, muy inteligente, muy creativa, muy innovadora, y el jueves pasado conocí a uno de ellos. El Doctor Salvador Casado vino a participar en las Jornadas de Uribe y nos habló con un entusiasmo contagioso de maneras posibles de comunicarse. Comunicarse con los pacientes, comunicar a los pacientes entre ellos, comunicarse con otros profesionales, comunicar, comunicar. El Dr. Casado se comunica con sus pacientes en persona, por teléfono, por correo electrónico, por facebook, por twitter... Tiene un blog interesantísimo y tiene ojos de niño: mira todo como si lo viera por primera vez. Y de algún modo eso engancha y crees en el.

Hay una cosa que me enamoró de su blog. Y es el compromiso que establece con los pacientes. Lo he leído mil veces. Y he pensado: esto es lo que yo quería, lo que he querido siempre. Pero no lo he escrito, no lo he pactado. Y con el permiso de Salvador, os lo copio y hago mío. Ha nacido un compromiso.

COMPROMISO ÉTICO

                                                                                       

Cómo médico de familia me comprometo a ejercer bajo los siguientes valores.                                                                             
…haciendo de la atención a su salud el centro de mi interés profesional
…respetando su dignidad, su derecho a decidir, su intimidad y guardando secreto de la información que conozco sobre su persona
…tratándolo con calidez, estimación y cortesía, procurando comprender sus emociones y mantener la serenidad en los momentos difíciles
…dándole información clara y sincera de sus problemas de salud, las opciones, riesgos y beneficios previsibles y mi consejo, atendiendo sus necesidades y creencias
…no actuando sin información adecuada, ni recomendando acciones poco probadas, de utilidad o seguridad dudosas o que aporten más riesgo que beneficio
…tratando a todas las personas con el mismo interés y haciendo buen uso de los recursos de que dispongo para el conjunto de ciudadanos
…manteniendo al día mis conocimientos, consultando a otro profesional de confianza cuando sea necesario, y evitando que otros intereses personales alteren este compromiso

(Tomado del Grupo de bioética de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria).


¿QUÉ MÉDICO QUIERO SER?
                     


1ª Un médico que trate pacientes, no enfermedades. Que adapte los síntomas a la circunstancia individual del paciente y lo haga partícipe en las decisiones relativas al tratamiento de sus enfermedades.

2ª Un médico que adopte una aproximación crítica y sea capaz de ejercer su profesión en circunstancias de ambigüedad e incertidumbre.

3ª Un médico comunicativo y empático, capaz de establecer una excelente relación con su enfermo y ganar su confianza.

4ª Un médico responsable individual y socialmente, consciente de los límites de la medicina y capaz de comunicar a sus pacientes lo inevitable de la enfermedad y de la muerte.

5ª Un médico capaz de tomar buenas decisiones tanto para el enfermo como para el sistema sanitario, es decir, que sepa conciliar los costes y los beneficios.

6ª Un médico capaz de liderar un equipo médico y que evite la fragmentación de la atención sanitaria.

7ª Un médico competente, capaz y seguro.

8ª Un médico honesto y digno de confianza quien mediante la adecuada transparencia resuelva los conflictos de intereses derivados de las influencias externas.

9ª Un médico que sepa reconocer sus errores y trabaje para mejorar su forma de asistencia. 

10ª Un médico que sea ejemplo de profesionalismo. Que sin renunciar a los derechos de disfrutar del merecido descanso y de una vida familiar digna, asuma su profesión con sentido vocacional que impregne todas las facetas de su vida.

Adaptado del libro El médico del futuro

Gracias, Salvador.

...y ahí queda eso. En Bilbao, a 30 de Marzo.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario