Sigueme en tu correo electrónico!

domingo, 30 de octubre de 2011

Ay, salero, salero, salero...


...porque roba corazones con su gracia y su salero, salero, salero.....

De saleros hablamos hoy. La Organización Mundial de la Salud aconseja como saludable la toma diaria (en una persona sana) de no mas de 5 gramos diarios de sal. En una persona con un problema de hipertensión arterial o alto riesgo cardiovascular el consumo debería ser menor.

Pero en este pais la media de consumo supera el doble, los 10 gramos diarios. Y no solo es la sal que añadimos en la mesa, del salero, o al cocinar. Una parte considerable de la sal es la escondida en la composición de alimentos, particularmente embutidos, quesos, pan, galletas, etc, y precocinados.

Las consecuencias del consumo excesivo de sal son la retención de líquidos, lo que fuerza al corazón a trabajar mas para bombear ese exceso, y un aumento de la tensión arterial, que no olvidemos que es uno de los principales factores de riesgo para anginas, infartos y sobre todo ictus. Además provoca sobrecarga de corazón y riñón que pueden acabar en la insuficiencia de estos órganos.

¿Qué podemos hacer para reducir la cantidad de sal?

  • Ir disminuyendo la cantidad al cocinar. Retirar el salero de la mesa.
  • Comprobar la cantidad de sodio en el etiquetado de los productos
  • Usar hierbas, ajo, especias, para potenciar el sabor de los alimentos. Ese refrito de ajo y guindilla o pimentón, unas hierbas, pimienta y limón, o probar sabores nuevos: el jengibre en polvo tiene un sabor saladito, aromático y "alegre" y no contiene sodio.
  • Prefiere los alimentos frescos. En caso de usar conserva, no uses el líquido y enjuaga el producto. Los embutidos, quesos curados, patés, etc, solo deben de ser consumidos ocasionalmente y no forman parte de la dieta habitual.
  • Cuidado con los medicamentos!!! Particularmente los efervescentes!

Para echarnos un cable se ha puesto en marcha el Plan Cuídate + , que nos ayudará a calcular y reducir nuestro consumo de sal y a mejorar nuestra salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario